El silencio que rompe mi corazón

Tú aún estás en mi mente y olvidar el gran amor de mi vida es imposible,

recuerdo los momentos bellos que pasamos y que eran los días mas felices,

pero de un día a otro cambiaste tanto conmigo,

que poco a poco me cerrabas las puertas de tu corazón.

 

Pasaste a ser una discípula del silencio conmigo,

signo de ausencia que no veías como atentaba a mi corazón.

Fui a tu búsqueda para saber que pasaba contigo,

y vi como clavabas tu daga en mi corazón.

 

Comprendí que ya no necesitabas más de mi compañía,

que pasé de ser irreemplazable a reemplazable,

aquel mundo que tenia contigo se vino abajo

y decidí marcharme con el corazón roto y con un mar de lágrimas

 

Di todo lo que mi corazón podía entregar,

canciones, poemas, dedicatorias, despedidas de buenas noches,

pero las caricias, besos y abrazos que merecías no te lo pude dar,

debido a la distancia que nos separaba y que lo maldigo noche tras noche.

 

Ahora tengo que soportar la otra cara del amor,

aquel dolor que sufre el corazón al perder a su amada,

sentencia que debo llevarlo por un indeterminado tiempo,

y que poco a poco se irá recuperando dejando sus cicatrices.

 

Dijiste que me amabas y no me ibas abandonar,

pero solo siento que  jugaste con mi corazón.

Ya no tengo nada que hacer en tu vida

y he pasado a ser un recuerdo sin importancia.

 

Mi inspiración por salir adelante junto a tu lado se derrumbo,

tú que eras la luz que orientabas mi camino veo como se apaga.

Ahora tengo que recorrer un camino en esta oscuridad

con la incertidumbre de volver a encontrar nuevamente la felicidad.

 

No olvidaré aquellos momentos maravillosos, lo amable que fuiste conmigo,

te quiero como eres que hasta me gustaria seguir a tu lado,

pero me rompe el corazón al verte en manos de otro hombre,

aunque a veces pienso que ya ni te acuerdas de mi nombre.

 

Te deseo toda la felicidad, por que eso será para toda tu vida.

 

Autor: Iván (Mil disculpas si no riman, no soy poeta)