Dos tontos enamorados fingiendo no amarse

Dos tontos enamorados fingiendo no amarse

Lo genial que lo pasamos cuando estamos conversando,

lo que sentimos con los besos que nos damos al momento de saludarnos y al despedirnos, a ese juego de abrazos,

pero nadie se atreve a decir esas difíciles palabras de cuanto “Te amo” por temor a ser rechazado.